Azalea Significado y Cuidados. - Flores Ramos de Novias

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Azalea Significado y Cuidados.

Biblioteca > Significados de las Flores

¿Cuál es la azalea:

La azalea es un arbusto del género Rhododendron de chino y japonés y tiene hojas de color verde oscuro y una abundante floración. Esta flor fue declarada como uno de los símbolos de la ciudad por el alcalde de Quadros São Paulo.

El término azalea es muy común en Brasil, a pesar de ser menos correcto. Azalea Azalea deriva (término correcto en Brasil), el término en latín dado por Linneo en 1735. Azalea La palabra tiene su origen en el griego y significa "seco" o "estéril". Tal vez este nombre fue dado porque antes de la floración azalea es un arbusto con ramas.

Algunas especies nativas han sido transportados a Bélgica y Holanda, y no han sido alterados genéticamente. Por esta razón, la azalea tiene una variedad de colores puede ser de color rojo, rosa, blanco, o una mezcla de estos tres colores. Esta planta se cultiva en la exposición total al sol, se adapta bien al frío y disfrutar de los suelos ácidos.

Azaleas


En Brasil, la especie más popular es Rhododendron indicum , que aunque presentes de forma natural flores púrpuras, rosados ​​y blancos, se pueden encontrar en varios otros matiz gracias a la manipulación genética.

La planta de azalea de la familia Ericaceae, por lo general significa "alegría del amor" y la perseverancia. Sin embargo, los diferentes colores tienen diferentes significados. La azalea rosa representa el amor la naturaleza, la azalea blanca es un indicio de romance y azalea roja, cuando se ofrece a una persona, quiere decir que amas a esa persona durante mucho tiempo. Los arreglos florales compuestos por azaleas están relacionados con la elegancia y la felicidad.

La azalea se asocia a una leyenda china. Esta leyenda cuenta la historia de un emperador que alcanzó victorias fantásticas sin miedo en las guerras. Sin embargo, no era feliz. Esto se debe a que no contaba con el amor de una mujer que sólo podía imaginar en sus sueños. Un día, cuando volvía de otra batalla, un vendedor ofrece una hermosa planta con flores maravillosas. Deslumbrado por la belleza de las flores, el emperador se apresuró a plantar en su jardín. Poco después, el Emperador finalmente encontró a la mujer que había visto en sus sueños. Recordar los detalles del vendedor, el emperador y su amada bebían todos los días un té hecho de los pétalos de esta flor. Y cada día eran más en el amor y vivieron felices para siempre.

Estamos ante una planta que no es tan fácil de cultivar como otras, aunque si sigues todos los puntos que te expongo a continuación, disfrutarás de sus espectaculares floraciones durante muchos años. Merece la pena.

Las claves son:

1. Regar mucho.

2. Trasplantarla cuando termine de florecer y dejarla en exterior.

3. Suelo ácido y agua de riego sin cal.

Las azaleas se pueden cultivar en el interior o en el exterior (tanto en el jardín como en la terraza). Este artículo se centra más en el cultivo de interior.

LUZ

Si está dentro de casa, ponla en un sitio con mucha luz. En el jardín, está mucho mejor en sombra o semisombra que a pleno sol. En un clima húmedo como la Cornisa Cantábrica, sí podría estar al sol.

TEMPERATURA

No le va nada bien una calefacción fuerte. Por tanto, que nunca esté cerca de radiadores puesto que tendería a secarse y a marchitarse.

Mejor es que las lleves a una habitación que no tenga radiador o a cualquier sitio en el que se hallen a salvo de calores excesivos.


HUMEDAD AMBIENTAL

Además de regar mucho a la azalea, deberás proporcionarle una humedad ambiental más bien alta, o cuanto menos, que no esté seco el aire a su alrededor. Para conseguirlo, pulveriza con agua templada con cuidado de no mojar las flores (puedes ayudarte con un papel a modo de pantalla); durarían menos. Otra forma es poner la maceta sobre un cuenco ancho o una bandeja con guijarros mojados.

RIEGO

Este es un punto clave: la azalea necesita mucha, mucha agua, por lo menos, en interior. Y cuando está en flor, más todavía. En el jardín, bastante menos.

En el hogar, lo ideal es regar casi a diario mientras está en floración. Hay gente que incluso, riega 2 veces en los días más calurosos.

Una buena solución es colocar la maceta sobre un plato con agua, que debes vaciar un par de días a la semana para que descanse. En invierno riega menos pero también tiene que tener agua. Otra forma es regando por inmersión, es decir, metiendo la maceta en un cubo lleno de agua templada durante media hora.

Muy importante: NO uses aguas duras (alcalinas o calizas) para riego; amarillearían las hojas. Ni demasiado frías tampoco.
ABONO

Echa un poco de fertilizante cada 15 días durante la floración. Si puede ser, que sea uno especialmente formulado para plantas acidófilas (azalea, hortensia, rododendro, camelia, brezo, gardenia y algunas otras). Si no, uno para plantas de interior de flor.

Los posos del café son buenos para plantas de suelo ácido como ésta.

PODA

NO la podes en invierno, sino cuando termine la floración.

La poda consiste en cortar todos los ramos del año ya florecidos dejando sólo 2 ó 3 yemas axilares. De estas yemas surgirán brotes que al año siguiente darán en la punta una flor.

TRASPLANTE

Si estás cultivando la azalea dentro de casa y llega el momento en el que se han pasado todas las flores, deberá inicial su periodo de descanso anual. Trasplanta la azalea a una maceta un poco mayor con sustrato ácido (venden sustratos llamado de brezo, castaño, etc., o si no, turba rubia, que es de pH ácido, mezclada con turba negra) y sitúala en el exterior a la sombra.

Mantén una cierta humedad hasta que vuelva a presentar capullos en otoño, lo cual indica el momento de volverla a meter dentro (o no) de nuevo. Habitación fresca (18ºC) y riego casi a diario, como indico más arriba. Haciendo esto, la disfrutarás varios años.

Si tienes jardín, en lugar de trasplantarla a una maceta mayor y sacarla para meterla en otoño, puedes plantarla en plena tierra, siempre que no sea caliza, en semisombra y al abrigo del viento.

Un mes después de haberla trasplantado, suminístrale cada quince días un fertilizante para azaleas, y, si lo has hecho en el jardín, 2 veces al año, en julio-agosto y febrero-marzo.



 
Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie de DART permite a Google y a sus socios publicar anuncios basados en las visitas que los usuarios realizan en sus sitios o en otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo a la política de privacidad de la red de contenido y de los anuncios Google. La información contenida en esta Web, no sustituye el consejo legal calificado por un especialista en el tema.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal